Echinácea
5 (100%) 13 votos

La echinácea (Echinacea purpurea (L) Moench.), o equinácea, es una planta medicinal utilizada para mejorar la defensa inmunitaria. Se utiliza para combatir el resfriado y como preventivo en el tratamiento de las infecciones del tracto respiratorio superior. Además, también como coadyuvante de infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior como catarros o gripe.

Echinacea purpurea (L) Moench.

Suscríbete a la newsletter

Echinácea

Plantas medicinales para las defensas

La echinácea y el sistema inmunitario

La echinácea es una planta medicinal para la defensas “excelente para el invierno, una época en la que el organismo necesita activar las defensas, gracias a su efecto inmunomodulador que pone en marcha el sistema inmunitario“, según explica el doctor Juan Carlos Ocaña, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá de Henares.

La acción del frío del invierno provoca que las defensas del organismo se encuentren en valores más bajos de los habituales. El refuerzo del sistema inmunitario ayuda a la protección del cuerpo frente a organismos, bacterias, virus y demás agentes que pueden desencadenar una gripe, un catarro o un resfriado.

Tratamiento del resfriado con echinácea

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso de la echinácea en la prevención y tratamiento del resfriado común. Asimismo, existen estudios que demuestran la eficacia de esta planta medicinal para las defensas frente a enfermedades infecciosas de orígen vírico como la gripe (además del resfriado).

Propiedades de la echinácea

Sus numerosos constituyentes actúan conjuntamente para oponerse a los invasores no deseados y mejorar la defensa inmunitaria. Contiene polisacáridos, que protegen las células de las agresiones víricas, alcamidas con propiedades antibacterianas y antifúngicas y otros elementos con efectos antiinflamatorios. Estos principios actúan especialmente aumentando el número de glóbulos blancos y favoreciendo la síntesis de una molécula esencial en el proceso de la inmunidad, el interferón. Se ha demostrado su actividad inmunoestimulante en diversas afecciones relacionadas con debilidad o una deficiencia inmunitaria. Se utiliza en el tratamiento del resfriado común. Su uso terapéutico está recomendado tanto en la prevención como en el tratamiento de las infecciones del tracto respiratorio superior.

En los ensayos realizados con humanos se ha demostrado que la echinácea administrada al principio del proceso respiratorio, parece acortar la duración y severidad de los catarros y otras infecciones del tracto respiratorio. Diversos ensayos han demostrado que la echinácea incrementa los mecanismos de defensa. Además, también tiene actividad defensiva frente a ataques de virus. También ha sido comprobada su acción antioxidante y antiinflamatoria.

¿Cuándo se debe tomar?

Se recomienda tomar entre 1 y 3 meses desde el comienzo del invierno para prevenir las infecciones de repetición. Se puede utilizar asimismo como prevención cuando el organismo está sometido a estrés o a condiciones de debilidad física o psíquica que deprimen el sistema inmunitario. Debe tomarse en preparados farmacéuticos normalizados y estandarizados para tener unas mínimas garantías de seguridad, calidad y eficacia. Para conseguir eficacia es mejor tomarla como preventivo o al inicio del proceso infeccioso. La forma de presentación más común que ofrece la farmacia es la cápsula, aunque también puede presentarse en fluido.

¿Quién puede tomarla?

Pueden tomarla los adultos y los niños mayores de 12 años. No se recomienda su administración en mujeres embarazadas o en período de lactancia.

¿Dónde comprar echinácea?

La echinácea se puede comprar en la farmacia en forma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales para las defensas que aseguran una dosis terapéutica adaptada y unos controles de elaboración y conservación seguros. Su venta por este canal garantiza la eficacia y seguridad de sus principios activos.

Para qué sirve la echinácea

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso bien establecido de las raíces de echinácea (Echinacea purpurea (L) Moench.) para la prevención y el tratamiento del resfriado común. Además, de acuerdo con la ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy) y la Comisión E. se recomienda su uso como terapia coadyuvante y profilaxis de infecciones recurrentes, tanto bacterianas como víricas, del tracto respiratorio superior e inferior (catarro, gripe, tos seca).

Echinácea como antigripal

La echinácea es eficaz en la prevención y tratamiento de infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior como es la gripe o el catarro común. De hecho, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso bien establecido de las raíces de echinácea para la prevención y el tratamiento del resfriado común.

¿Cuáles son sus beneficios?

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso bien establecido de las raíces de echinácea para la prevención y el tratamiento del resfriado común. Además, de acuerdo con la ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy) y la Comisión E. se recomienda su uso como terapia coadyuvante y profilaxis de infecciones recurrentes, tanto bacterianas como víricas, del tracto respiratorio superior e inferior (catarro, gripe, tos seca).

¿Qué parte de la planta se utiliza?

La parte utilizada de la echinácea en los preparados farmacéuticos es la raíz criomolida. Esta técnica consiste en pulverizar la parte activa de la planta seca, previa congelación en nitrógeno líquido. De esta forma se obtiene un polvo extremadamente fino y homogéneo que permite conseguir una actividad óptima y constante, así como una mejor biodisponibilidad. De esta manera, se evita la alteración de los principios activos por el calor y se asegura su composición óptima consiguiendo una mayor eficacia del preparado debida a la actividad sinérgica de todos sus principios activos.

¿Con qué se puede combinar?

Se puede utilizar en combinación con própolis para contribuir a reforzar las defensas naturales del organismo y protegerlo frente al ataque de agentes externos causantes de infecciones del tracto respiratorio superior. El própolis es una sustancia fabricada por las abejas que también es utilizado en casos de resfriados y en afecciones de garganta.

Suscríbete a la newsletter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies